Trucos para diseñar un armario empotrado

armario empotradoCon las nuevas estaciones llega el momento de cambiar la ropa, y es entonces cuando nos damos cuenta que nos falta espacio para almacenar todo lo que vamos acumulando durante el año. Por eso, en esta época, se produce un auge en las ventas de armarios. Cada vez más elegimos invertir un poco más de dinero a cambio de tener un buen armario empotrado. Los armarios empotrados tienen muchas ventajas; no solo te permiten aprovechar y administrar mejor el espacio, sino que también son más limpios (al no dejar hueco entre pared y mueble), te proporcionan una sensación elegante en la habitación (el armario es parte de la vivienda, no un mueble prefabricado) y además, te permite elegir una organización en su interior totalmente a tu medida.

A la hora de diseñar nuestro armario, tenemos que elegir entre varias opciones. Por ejemplo; ¿Preferimos puertas correderas o con bisagras? .Últimamente parece que la tendencia son las puertas correderas. Su principal ventaja es el ahorro de espacio en la habitación ya que no hay que dejar hueco para poder abrirlas, en contra, hay que tener en cuenta que las correderas necesitan un poco más de fondo (sobre unos 10 cm) para colocar las guías. La principal ventaja de las puertas de bisagras es su precio, sensiblemente más económico, aunque al final la elección entre una u otra depende del gusto personal, ya que para ambas opciones existen números combinaciones de materiales y colores.

Otra parte importante, por ser la cara visible de los armarios empotrados, es la elección del material y color de las puertas. Suelen ser de melanina, espejo o cristal opaco. Además, podemos elegir en las puertas correderas entre paneles japoneses (el tablero se divide en cuadrantes) o paneles lisos, y en paneles lisos o con decoración  (por ejemplo en relieve) en  las puertas con bisagras. Si lo que queremos es que el armario sea el centro de atención de la habitación una buena idea es poner paneles japoneses y mezclar un par de colores o incluso algún espejo. Por ejemplo; tres líneas horizontales de paneles japoneses, la primera y la tercera de color wengué, haya o cerezo y la segunda con espejos o cristales opacos. Sin duda conseguiremos así que nuestro armario sea el elemento que resalte en nuestra habitación.

Por último la elección del interior del armario, desde mi punto de vista la elección más importante, ya que de ella depende que el armario nos resulte todo lo práctico que esperamos. Existen multitud de formas, y no creo que haya una mejor que otra, solo depende del uso que le vayamos a dar. Por ejemplo, si tenemos muchos pantalones sería útil colocar perchas especiales para ellos a una altura cómoda, pero si por el contrario tenemos muchas camisetas o chalecos lo ideal sería colocar, sobre todo, amplias baldas. Lo más usual  es disponer de dos o tres módulos, uno por ejemplo para perchas y algunos cajones, otro para abrigos y  estantes y otro para zapatos o complementos. Lo mejor para elegir la distribución interior es dejarnos guiar por un profesional y sobre todo pensar qué clase de ropa (faldas, blusas, abrigos, etc.) vamos a meter en nuestros armarios empotrados.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *